cargando...

SUJETOS DEL CONVENIO MULTILATERAL CON COEFICIENTE UNIFICADO INFERIOR A 0,1000: ANÁLISIS DE LA VIGENCIA JURISDICCIONAL DE DICHO PARÁMETRO PARA LA NO ACTUACIÓN COMO AGENTES DE RECAUDACIÓN

TÍTULO:

Sujetos del Convenio Multilateral con coeficiente unificado inferior a 0,1000: Análisis de la vigencia jurisdiccional de dicho parámetro para la no actuación como Agentes de Recaudación

AUTOR/ES:

Jobe, Gabriel R. - González, Laura M.

PUBLICACIÓN:

Consultor Tributario

TOMO/BOLETÍN:

-

PÁGINA:

73

MES:

Febrero

AÑO:

2010

OTROS DATOS:

-

Práctica

Consultor Tributario

I.CT.36.ATP.5

GABRIEL R. JOBE
LAURA M. GONZÁLEZ

SUJETOS DEL CONVENIO MULTILATERAL CON COEFICIENTE UNIFICADO INFERIOR A 0,1000: ANÁLISIS DE LA VIGENCIA JURISDICCIONAL DE DICHO PARÁMETRO PARA LA NO ACTUACIÓN COMO AGENTES DE RECAUDACIÓN

"Allí donde cada uno no mira como Estado sino su propia casa,
allí donde la unión es una simple liga contra la violencia,
si se examinan de cerca los elementos de asociación,
se verá que no hay verdadera nación ni Estado".
ARISTÓTELES,"La política"

1. PROEMIO

La génesis de la temática que motiva el presente trabajo habrá que buscarla, sino en la ausencia misma de una nueva ley de coparticipación federal de impuestos, cuando menos en la sistemática vulneración del Pacto Federal para el Empleo, la Producción y el crecimiento del 12/8/1993(1); transgresión que, a través del tiempo, fuera llevada a cabo por parte de todos y cada uno de sus firmantes, comenzando -claro está- por el propio Estado Nacional.

Como se recordará, fue el Estado Nacional, mediante la progresiva eliminación de los beneficios que a través de la categorización de áreas y regiones que fueran concedidos, el que ha ido cercenando las reducciones de las contribuciones patronales que en forma oportuna fueran establecidas. Correlativamente, los estados provinciales han hecho lo propio limitando los alcances de las exenciones en el impuesto sobre los ingresos brutos originalmente decretadas para las actividades primarias, llegándose al extremo de que, por ejemplo, en la Provincia de Buenos Aires -luego de una sucesiva serie de postergaciones anuales-, jamás pudo regir la que debía beneficiar al sector de la construcción.

Adicionalmente a lo señalado en el párrafo anterior, los fiscos provinciales se han lanzado a una desenfrenada carrera tendiente a asegurarse la retención y percepción del tributo en la fuente. Esto es, aun antes de que el hecho imponible se encontrase verificado, sin importar si la cuantía y multiplicidad de regímenes de retención y percepción, pudieran llegar a exceder con creces el monto de la obligación tributaria que finalmente resultase para el sujeto pasible.

Cuando la situación descripta en el párrafo anterior amenazó con salirse de control, la Comisión Arbitral dictó la RG (CA) 1/2005(2). A través de la cual, se modificó la redacción de la RG (CA) 61/1995, incorporándosele como inciso c), del artículo 1, el siguiente texto:

"Las jurisdicciones adheridas al Convenio Multilateral podrán exigir que se practiquen percepciones, únicamente cuando el coeficiente del sujeto pasible de las mismas atribuible a dichas jurisdicciones sea igual o superior a 0,1000 (cero coma diez milésimos). A dichos fines, el sujeto pasible de percepción deberá exhibir copia de la última declaración jurada (F. CM05), debidamente intervenida".

Luego, la misma Comisión Arbitral dictó la RG (CA) 4/2006(3) a través de la cual adoptó la desafortunada decisión de derogar el inciso c), del artículo 35, de la resolución 1/2006; quedando de esta manera sin efecto las disposiciones que establecían, como condición para exigir la percepción del impuesto, que los contribuyentes poseyeran un coeficiente igual o superior a 0,1000 en la jurisdicción correspondiente. En consecuencia, quedó librado al criterio de las distintas jurisdicciones la fijación o no de parámetros mínimos a partir de los cuales se deba actuar como agente de retención y/o percepción del tributo.

Es así como los sujetos pasibles, que desarrollan actividades en jurisdicciones en las que su coeficiente unificado es irrelevante, se encuentran con permanentes saldos a favor, los cuales son trasladados sine die de un ejercicio a otro. Respecto de ellos, sólo les cabe la difícil -si no imposible- vía recursiva de la repetición; o bien la tramitación de una constancia de no retención/percepción, la cual será sometida a un burocrático y prolongado trámite administrativo que -en el mejor de los casos- finalizará con una resolución de excepción total, pero por un plazo anual que se encontrará próximo a expirar al momento de la recepción del certificado.

Por su parte, a los agentes de recaudación designados como tales en múltiples jurisdicciones, viene a sumárseles un nuevo inconveniente a los que desde ya le provocan la diversidad de alícuotas de retención y percepción, la existencia o carencia de padrones "exportables" a sistemas computarizados, los diferentes períodos de liquidación, la multiplicidad de fechas de ingreso de las sumas recaudadas, etc.

Toda esta situación, agravada aun más para aquellos contribuyentes que, aun sin el debido sustento territorial, han sido designados como tales en múltiples jurisdicciones, respecto de las cuales desconocen las más elementales cuestiones instrumentales de carácter local y quedan así sujetos a la posibilidad de resultar pasibles de fuertes sanciones, tanto por la comisión de faltas formales como materiales. Siendo bien conocido que -ante una designación efectuada bajo tales condiciones- la vía recursiva es onerosa, prolongada, y difícilmente exitosa en los estrados jurisdiccionales; en tanto que, el planteo de una acción declarativa de certeza iniciada ante la CSJN, además de resultar costoso, muy probablemente desemboque en una desestimación de este por parte de nuestro Máximo Tribunal.

2. CONSIDERACIONES GENERALES

Como anticipáramos, el estado de situación anteriormente descripto ha actuado como disparador del presente trabajo, el cual tiene el pretensioso objetivo de constituir una suerte de guía para aquellos contribuyentes que cada día van siendo designados como agentes de recaudación del impuesto sobre los ingresos brutos en nuevas jurisdicciones; debiendo enfrentar, entre otras cuestiones no menores, la inquietud de conocer -en cuanto a los niveles de actividad que registran los sujetos pasibles en una determinada jurisdicción- si existen o no parámetros mínimos que deban ser considerados.

Antes de comenzar con el análisis de las normas de cada jurisdicción, resulta conveniente y necesario aclarar que, en todos los casos, las consideraciones que se realicen a lo largo del presente trabajo, únicamente estarán referidas a los regímenes generales de retención y percepción existentes en cada una de aquellas.

3. EL TRATAMIENTO OTORGADO POR CADA JURISDICCIÓN

En este punto pasaremos revista a la situación imperante en cada una de las 24 jurisdicciones de nuestro país, respecto de aquellas operaciones realizadas por el agente de recaudación de una determinada jurisdicción con sujetos del Convenio Multilateral que, hallándose inscriptos en esta, poseen allí (conforme al Formulario CM 05 del año inmediato precedente) un coeficiente unificado inferior a 0,1000.

3.1. Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En materia de retenciones(4) y percepciones(5), este Fisco no efectúa distingo alguno respecto de los sujetos pasibles que se encuentren adheridos al régimen del Convenio Multilateral. Por tal motivo, mucho menos podría pensarse en excepciones de algún tipo a favor de aquellos contribuyentes que exhiban en dicha jurisdicción coeficientes unificados por debajo del parámetro 0,1000.

3.2 Provincia de Buenos Aires

El artículo 339 de la disposición normativa (DPR Bs. As.) "B" 1/2004(6) determina que no serán pasibles de percepción los contribuyentes alcanzados por las normas del Convenio Multilateral, cuyo coeficiente atribuible a la Provincia de Buenos Aires resulte inferior a 0,1000.

Lo expuesto en el párrafo anterior significa que, a pesar de que la RG (CA) 4/2006, al dejar sin efecto el inciso c), del artículo 35, de la resolución (CA) 1/2006, eliminó la prohibición de actuar como agentes de recaudación respecto de sujetos pasibles que exhibieran un coeficiente inferior a dicho guarismo, el Fisco provincial ha continuado respetando dicha pauta mínima.

Nobleza obliga, habrá que reconocer que, encontrándonos frente a una ARBA que con su desbordante voracidad fiscal ha cometido todo tipo de excesos recaudatorios -especialmente en materia de creación y superposición de regímenes de recaudación- esta medida "pro contribuyente" no deja de ser laudatoria.

3.3. Provincia de Catamarca

El actual régimen, creado mediante el decreto 1158/1995, sólo se refiere a los contribuyentes sujetos al Convenio Multilateral a efectos de establecer que las retenciones a estos deberán calcularse sobre el 50% del total de cada pago(7). En tanto que, en materia de percepciones no les otorga tratamiento diferencial alguno.

3.4. Provincia del Chaco

La legislación de esta provincia no preveé coeficiente mínimo alguno para la procedencia de las retenciones y percepciones a sujetos inscriptos en el Convenio Multilateral con sede en extraña jurisdicción.

Es así como establece la aplicación de retenciones sobre los pagos realizados a acreedores que residan en otra jurisdicción, por la adquisición de bienes, y/o prestación de servicios efectuadas fuera de la Provincia del Chaco, cuando todo el proceso para la formalización de contrato de provisión o para la prestación del servicio se haya llevado a cabo en el domicilio del acreedor.(8)

En materia de percepciones, se indica que corresponderá aplicación de las mismas sólo por las ventas de bienes y servicios gravados, que se efectúen a responsables inscriptos o no en el citado tributo y que tengan domicilio o desarrollen actividades en esa provincia. En tanto que, cuando el agente de percepción esté radicado o tenga sucursales en otras jurisdicciones desde donde efectúe la venta, corresponderá actuar percibiendo el gravamen sobre los bienes que sean destinados a dicha provincia o servicios que sean efectivamente prestados en esta.(9)

3.5. Provincia de Chubut

Ni entre las normas aplicables para los agentes de retención(10), ni entre las que rigen el accionar de los agentes de percepción(11), puede encontrarse contemplación alguna para con los sujetos pasibles que resulten contribuyentes a través de las normas del Convenio Multilateral. Así las cosas, mucho menos cabría esperar que se pensase en la situación de aquellos sujetos que en la jurisdicción registran muy bajos niveles de actividad.

3.6. Provincia de Córdoba

Esta jurisdicción, a través de una norma de su Poder Ejecutivo(12), también considera la situación de los sujetos pasibles comprendidos en el Convenio Multilateral con coeficientes inferiores a los que determinase la Secretaría de Ingresos Públicos de esa provincia. Siendo que ésta última oportunamente se ha expedido al respecto(13), estableciendo en un 10% el valor del coeficiente unificado de ingresos y gastos, como base mínima debajo de la cual no prosperará la aplicación de retenciones y percepciones.

3.7. Provincia de Corrientes

También este Fisco ha hecho lugar a la exclusión del régimen de retenciones y percepciones de aquellos contribuyentes que tributen a través del Convenio Multilateral y cuyo coeficiente atribuible a la Provincia de Corrientes resulte inferior a 0,10.(14)

3.8. Provincia de Entre Ríos

Los nuevos regímenes de percepción(15) y retención(16) creados en esta provincia prevéen que no serán sujetos pasibles de percepción y/o retención los contribuyentes inscriptos en el impuesto sobre los ingresos brutos del Convenio Multilateral, cuando estos demuestren -mediante la exhibición de la última Declaración Jurada Anual (Formulario CM 05)- que el coeficiente determinado para esta jurisdicción sea menor a 0,1000).

3.9. Provincia de Formosa

La legislación provincial ha adoptado tratamientos disímiles en cuanto a la situación de los sujetos pasibles que se encuentren alcanzados por las normas del Convenio Multilateral. Así, en el caso del régimen general de retención, sólo contempla beneficiarlos con una reducción del 50% de la alícuota establecida(17); mientras que, en el régimen general de percepción(18) se excluye expresamente a dichos contribuyentes del mismo, en tanto y en cuanto posean éstos un coeficiente atribuible a la Provincia de Formosa inferior a 0,10.

3.10. Provincia de Jujuy

Esta jurisdicción contempla el beneficio de no retención(19) y/o percepción(20) para ambos regímenes cuando el sujeto pasible de los mismos resulte comprendido en las normas del régimen general del Convenio Multilateral y su coeficiente unificado de ingresos-gastos atribuible a la Provincia de Jujuy resulte inferior al 1% (0,0100); situación ésta que deberá exteriorizarse mediante la exhibición de la última declaración jurada anual vencida (F. CM05).

3.11. Provincia de La Pampa

La provincia ha unificado el texto normativo de los regímenes de recaudación existentes en ella, determinando solamente una alícuota diferencial de retenciones para contribuyentes de Convenio Multilateral con sede en otra jurisdicción(21), pero sin contemplar -a efectos de aplicar las mismas- coeficientes mínimos de actividad en esa jurisdicción.

Por su parte, en materia de percepciones, se ha previsto que los agentes deberán actuar como tales "por las operaciones de venta que efectúen a comerciantes y/o prestadores de obras y servicios que desarrollen su actividad en la Provincia de La Pampa"(22). Esto es, sin establecer distingo alguno respecto de aquellos sujetos pasibles que pudieran actuar en esta con niveles mínimos de actividad.

3.12. Provincia de La Rioja

En materia de retenciones, la resolución normativa vigente en la provincia sólo prevée -como tratamiento diferencial- que a los contribuyentes comprendidos en las disposiciones del Convenio Multilateral, las mismas le sean practicadas sobre el 50% del importe que, con carácter general, se ha establecido como base sujeta a retención.(23)

La misma norma (aún con algún inconveniente de compaginación de texto que podría dar a entender que el beneficio sólo alcanza a la actividad de telefonía), al establecer y regular el régimen de percepción, prescribe que en los casos de encontrarse los sujetos percibidos en el régimen del Convenio Multilateral del II.BB., las alícuotas a aplicar serán equivalentes al 50% de las fijadas con carácter general.(24)

3.13. Provincia de Mendoza

Este fisco provincial también contempla la excepción(25) de efectuar retenciones -por los pagos que les sean realizados- a aquellos contribuyentes que posean su sede en otra jurisdicción y cuyo coeficiente atribuido a Mendoza sea inferior a 0,1000.

Al analizar el régimen de percepción(26), comprobamos que también esta provincia ha optado por desconocer situaciones de excepción para el tipo de sujetos pasibles que son objeto y preocupación del presente trabajo.

3.14. Provincia de Misiones

La norma que creó el régimen de recaudación provincial sobre los ingresos brutos, ha resuelto la cuestión de los contribuyentes del Convenio Multilateral de extraña jurisdicción de la siguiente manera:

- Régimen de Retenciones(27): para las adquisiciones a contribuyentes del Convenio Multilateral con domicilio fiscal en otra jurisdicción, se aplicará una alícuota del 1,19%. Esto es, el 50% de la establecida para las demás adquisiciones de bienes y servicios (2,38%).

- Régimen de Percepciones(28): los sujetos designados deberán aplicarlas sólo por las operaciones que efectúen con responsables domiciliados en la provincia.

3.15. Provincia del Neuquén

Esta jurisdicción, a través de la reciente sanción de sendas resoluciones que modificaran los regímenes de retención(29) y percepción(30) vigentes en su ámbito, incorporó como causales eximentes para la actuación como agentes de recaudación, el caso de las operaciones con sujetos pasibles que resulten comprendidos en el régimen general del Convenio Multilateral y que su coeficiente unificado de ingresos y gastos atribuibles a la Provincia de Neuquén resulte inferior o igual al 0,1000.

3.16. Provincia de Río Negro

El régimen general de retención y percepción, cuya normativa se encuentra unificada, considera la situación de los contribuyentes con sede en otra jurisdicción, cuyo coeficiente unificado atribuido a Río Negro para el año en que se realice la operación sea inferior a 0,10, exceptuando a los agentes de retención de actuar como tales cuando le efectúen pagos a estos.(31)

En cambio, en materia de percepciones(32), la citada legislación no considera la situación de los sujetos pasibles que encuadren en la definición anterior, más allá de la reducción general del 50% de la alícuota establecida para todos aquellos contribuyentes que se hallen comprendidos en el Convenio Multilateral.

3.17. Provincia de Salta

En lo que respecta a la Provincia de Salta, el régimen de retención vigente(33) establece que a los contribuyentes del régimen general del Convenio Multilateral, inscriptos en esta jurisdicción, procederá que esta se calcule sobre el 50% de la base imponible de la operación a que dé lugar el pago.

En cuanto al régimen de percepción(34), este establece que, tratándose de contribuyentes comprendidos en el régimen general del Convenio Multilateral, y sólo en los casos en que el domicilio del comprador se encuentre localizado fuera de la Provincia de Salta y la entrega de los bienes se realice fuera de sus límites de la misma -y en tanto el comprador tenga declarada e incorporada a la jurisdicción Salta en el formulario CM01-, la percepción que corresponda practicar se limitará tomando como base la que resulte de aplicar el coeficiente unificado declarado para la Provincia de Salta en el último formulario CM 05 vencido a la fecha de la operación. A la base imponible así determinada se le aplicará entonces la alícuota general del treinta por mil.

3.18. Provincia de San Juan

En esta jurisdicción, a nivel de regímenes generales de recaudación, solamente opera un régimen de retención, el cual prevée una alícuota reducida del 1% para el supuesto de sujetos que acrediten su inscripción como contribuyentes para la Provincia de San Juan bajo las normas del Convenio Multilateral(35), sin establecer distingo alguno respecto de sujetos pasibles con muy baja actividad comprobada en dicha jurisdicción.

Conforme la aclaración formulada en el párrafo anterior, en cuanto a percepciones, estas se limitan al régimen que se encuentra a cargo de de la dirección general de aduanas por la importación de mercaderías destinadas a la comercialización mayorista o minorista.(36)

3.19. Provincia de San Luis

El régimen general de retención que se encuentra vigente en esta provincia, sólo efectúa a favor de los contribuyentes comprendidos en el régimen general del Convenio Multilateral la concesión de que la retención les sea practicada sobre el 50% de la base determinada como sujeta a retención(37). Desconociéndose aquí también la situación de los sujetos pasibles que exhiban para con la provincia, coeficientes unificados de poca entidad.

No obstante la indiferencia demostrada por el régimen de retención respecto de la situación de los sujetos pasibles recién mencionados, el régimen general de percepción -cuya normativa unificada data de un par de años- sí los considera excluyéndolos como sujetos pasibles de percepción cuando estos se encuentren alcanzados por las normas del Convenio Multilateral con un coeficiente atribuible a la provincia de San Luis inferior a 0,1000.(38)

3.20. Provincia de Santa Cruz

Esta provincia, que ha legislado el régimen general de retención a través de su subsecretaría de Recursos Tributarios, se alinea entre las que a tales efectos sólo consideran la situación general de los contribuyentes del Convenio Multilateral, estableciendo para ellos una base de cálculo para la retención del 50%(39). Es decir, también aquí se desconoce la situación de los sujetos pasibles con reducido nivel de actividad en la jurisdicción.

No se verifica en la jurisdicción la existencia de un régimen general de percepción, sino sólo la de ciertos regímenes especiales, tales como los que operan sobre acreditaciones bancarias e importaciones definitivas, los cuales no hacen al objeto de este trabajo.

3.21. Provincia de Santa Fe

La Administración Provincial de Impuestos (API) ha reunido en un sólo cuerpo normativo a los regímenes de retención y percepción, teniendo en cuenta -en cada uno de ellos- la situación de los contribuyentes del Convenio Multilateral que se encuentran alcanzados por el régimen general de éste último, a saber:

- Régimen de Retención: el que brinda la opción, tratándose de pagos que los agentes de retención realicen a contribuyentes del Convenio Multilateral, de que aquéllos apliquen el 0,7% sobre dicho importe, sin deducción alguna y sin discriminación por tipo de actividad. En tanto que, si no se utilizara esta opción, la retención deberá efectuarse directamente sobre el 50% del monto abonado, siempre que se trate de operaciones sometidas al régimen general del citado Convenio.(40)

- Régimen de Percepción: en él se establece que cuando la percepción se deba realizar a contribuyentes sujetos al régimen general del Convenio Multilateral, esta se efectuará directamente sobre el 50% del monto abonado(41). Cabe destacar que la API aprovechó el ordenamiento del texto de la normativa efectuado en 2002, para modificar el artículo 10 de la norma, cercenando de esta manera el beneficio que sí otorgaba el viejo texto legal a aquellos compradores que revestían la calidad de contribuyentes del Convenio Multilateral y cuyo coeficiente asignado a la Provincia de Santa Fe resultaba ser inferior a 0,1000; lo cual constituye un verdadero retroceso respecto de la cuestión bajo tratamiento.

Como se ha visto, en ninguno de ambos regímenes existe actualmente consideración especial alguna hacia los sujetos pasibles con niveles mínimos de actividad en la jurisdicción, la cual permitiese excluirlos de sus consecuencias.

3.22. Provincia de Santiago del Estero

Rige en esta jurisdicción un sistema único de agentes de retención e información(42), el cual hace pasibles a los sujetos que desarrollen sus actividades en ella; no previéndose la excepción de sus alcances para aquellos sujetos que demuestren que esta es de poca significación.

Sí debemos reconocer como un hecho positivo -respecto a otras jurisdicciones que sólo contemplan reducir al 50% la base imponible para la aplicación de las retenciones y/o percepciones- que el régimen de retenciones de esta provincia prevée que, para la determinación de la base imponible en el caso de los sujetos comprendidos en el régimen general del Convenio Multilateral(43), se deberá multiplicar el neto de la operación sujeta a retención por el coeficiente surgido del formulario CM 05 presentado por el sujeto pasible. Lo cual, sin lugar a dudas, atempera el impacto de los pagos a cuenta respecto de la obligación tributaria que finalmente se determine para dicha jurisdicción.

Debe hacerse notar que no se verifica para ésta jurisdicción la existencia de un régimen general de percepción, sino sólo la de regímenes especiales, tales como los que operan sobre acreditaciones bancarias e importaciones definitivas, los cuales -como ya se ha dicho- no hacen al objeto de este trabajo.

3.23. Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur

Como sucede en muchas de las jurisdicciones anteriormente estudiadas, Tierra del Fuego sólo contempla genéricamente la situación de los contribuyentes comprendidos en el régimen de Convenio Multilateral -y siempre que acrediten tal circunstancia con un certificado de la Dirección General de Rentas de esa provincia-, previendo que a ellos se les aplique la alícuota del 1,5% sobre el importe a pagárseles, en lugar de la alícuotas establecidas por la ley impositiva anual.(44)

En cuanto al régimen general de percepción vigente en dicha provincia(45), este establece que deberá ser aplicado sobre el importe neto que se les facture a los comerciantes minoristas y/o a los prestadores de obras y servicios, sin distinción o contemplación alguna respecto de los sujetos pasibles que se encuentren inscriptos en el Convenio Multilateral; y mucho menos aún hacia aquellos que verifiquen en la jurisdicción un muy bajo nivel de actividad.

3.24. Provincia de Tucumán

Esta provincia establece, en cada uno de sus regímenes generales de recaudación, disímiles formas de resolver la situación de los sujetos pasibles que ostenten la condición de resultar contribuyentes inscriptos a través del Convenio Multilateral, a saber:

- Régimen general de retención: cuando se verifique, concurrentemente, que la entrega de bienes y/o la prestación o locación de servicios se realice fuera de la Provincia de Tucumán, que se encuentre localizada fuera de la misma la jurisdicción sede del agente de retención y del contribuyente, y que este último tenga declarada e incorporada la jurisdicción Tucumán en el formulario CM01, la retención se determinará considerando como base para el cálculo, la que resulte de aplicar el coeficiente unificado declarado para la Provincia de Tucumán.(46)

- Régimen de percepción: quedan excluidos los contribuyentes que tributen a través del régimen de Convenio Multilateral y cuyo coeficiente efectivamente exteriorizado en el formulario CM05 atribuible a la Provincia de Tucumán resulte inferior a 0,10.(47)

Es decir que esta jurisdicción -que durante los últimos meses se ha mostrado muy activa en cuanto a normativas relacionadas con los regímenes de recaudación, lo cual evidencia un marcado interés en cuanto a incrementar por dicha vía el ingreso de recursos a la provincia- sí contempla la situación de aquellos contribuyentes con bajos niveles de actividad en ella.

4. CONCLUSIÓN

Tal como hemos visto a través del análisis de la legislación vigente en cada uno de los estados provinciales y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la forma de resolver la ausencia de una legislación uniforme, ha quedado librada a los avatares de tipo económico-políticos de cada jurisdicción, los cuales condicionan las necesidades recaudatorias de cada Fisco.

En un país en el que, transcurridos quince años de la manda constitucional, sigue sin ser sancionada una nueva ley de coparticipación federal de impuestos(48), en cuyo reemplazo rige la arbitraria dosificación de anticipos del Tesoro Nacional, subsidios, partidas extraordinarias, etc., conforme a la existencia -y/o grado- de alineación con el poder central, es indudable que los fiscos provinciales intentarán cerrar sus presupuestos echando mano a cuanta fuente de recursos encuentren a su alrededor, sin importar si con ello respetan o vulneran principios constitucionales tales como los de razonabilidad, equidad, no confiscatoriedad, etc.

La incomprensible eliminación del freno que se había impuesto a partir de la incorporación de un inciso c) al artículo 1 de la RG (CA) 61/1995, ha llevado a este verdadero estado de anarquía legislativa, en el que cada fisco resolvió atender o no la situación de los contribuyentes con bajos niveles de actividad dentro de su ámbito; saldando la cuestión -en los casos en que ello ha sido contemplado- con medidas de distinto tipo, no sólo entre las distintas jurisdicciones, sino inclusive entre los regímenes de retención y percepción existentes en cada una de ellas.

La situación reinante provoca: a) por el lado de los agentes de recaudación, que éstos deban actuar con sigilo, a fin de no vulnerar con su accionar como tales, límites cuya existencia y tipo varía de jurisdicción en jurisdicción. Lo cual, además de dejarlos sometidos a la posibilidad de sanciones, los lleva a enfrentar indeseados e innecesarios enfrentamientos administrativos con sus proveedores y clientes; b) por el lado de los sujetos pasibles, la existencia de saldos a favor que superan con creces toda posibilidad de absorción futura de estos.

Como bien sentenciara el gran filósofo español(49): "La esencia del particularismo es que cada grupo deja de sentirse a sí mismo como parte, y en consecuencia deja de compartir los sentimientos de los demás. Cuando una sociedad se consume víctima del particularismo, puede siempre afirmarse que el primero en mostrarse particularista fue precisamente el poder central".

 

Notas:

I.CT.36.ATP.5.q1

[1:] D. 1807/1993 (BO: 2/9/1993)

I.CT.36.ATP.5.q2

[2:] BO: 14/4/2005

I.CT.36.ATP.5.q3

[3:] BO: 29/5/2006

I.CT.36.ATP.5.q4

[4:] R. (SHyF) 533/2000 (BO: 12/4/2000) y art. 2, R. (DGR) 2498/1995 (BO: 11/12/1995)

I.CT.36.ATP.5.q5

[5:] R. (DGR) 2498/1995 (BO: 11/12/1995)

I.CT.36.ATP.5.q6

[6:] BO (PBA): 13/7/2004

I.CT.36.ATP.5.q7

[7:] Art. 15, RG (AGR Catamarca) 6/2000

I.CT.36.ATP.5.q8

[8:] Art. 4, inc. 3), RG (DGR Chaco) 1214/1994 (BO: 2/9/1994)

I.CT.36.ATP.5.q9

[9:] Art. 2, RG (DGR Chaco) 1194/1994 (BO: 14/1/1994)

I.CT.36.ATP.5.q10

[10:] R. (DGR Chubut) 150/1998 (BO: 3/11/1998)

I.CT.36.ATP.5.q11

[11:] R. (DGR Chubut) 10/2000 (BO: 10/1/2000)

I.CT.36.ATP.5.q12

[12:] Art. 4, inc. a), D. (Cba.) 443/2004, modificado por el art. 1, D. (Cba.) 460/2006 y por el art. 22, D. (Cba.) 443/2004

I.CT.36.ATP.5.q13

[13:] Art. 17, R. (SIP Cba.) 52/2008 (BO: 14/8/2008)

I.CT.36.ATP.5.q14

[14:] Art. 7, inc. d), RG (DGR Corrientes) 165/2000 (BO: 22/5/2000)

I.CT.36.ATP.5.q15

[15:] Art. 20, RG (DGR Entre Ríos) 572/1995 (BO: 14/12/2005)

I.CT.36.ATP.5.q16

[16:] Art. 23, RG (DGR Entre Ríos) 573/1995 (BO: 14/12/2005)

I.CT.36.ATP.5.q17

[17:] Art. 7, RG (DGR Formosa) 28/1997 (BO: 20/6/1997)

I.CT.36.ATP.5.q18

[18:] Art. 2, inc. f), RG (DGR Formosa) 29/1997 (BO: 23/6/1997)

I.CT.36.ATP.5.q19

[19:] Art. 5, inc. f), RG 959/2000 (BO: 29/11/2000)

I.CT.36.ATP.5.q20

[20:] Art. 7, inc. d), RG 954/2000

I.CT.36.ATP.5.q21

[21:] Anexos II y IX, RG (DGR La Pampa) 54/2007 (BO: 9/11/2007)

I.CT.36.ATP.5.q22

[22:] Anexo VII, RG (DGR La Pampa) 54/2007 (BO: 9/11/2007)

I.CT.36.ATP.5.q23

[23:] Art. 55, 2do. párr., RN (DGIP La Rioja) 1/2007 (BO: 9/2/2007). Texto actualizado por RG 9/2009 (BO: 27/3/2009)

I.CT.36.ATP.5.q24

[24:] Art. 68, RN (DGIP La Rioja) 1/2007 (BO: 9/2/2007). Texto actualizado por RG 9/2009 (BO: 27/3/2009)

I.CT.36.ATP.5.q25

[25:] Art. 6, inc. h), RG (DGR Mendoza) 31/2003 (BO: 12/6/2003)

I.CT.36.ATP.5.q26

[26:] RG (DGR Mendoza) 30/1999

I.CT.36.ATP.5.q27

[27:] Art. 3, inc. b), RG (DGR Misiones) 3/1993

I.CT.36.ATP.5.q28

[28:] Art. 12, RG (DGR Misiones) 3/1993

I.CT.36.ATP.5.q29

[29:] R. (DPR Neuquén) 269/2009 (BO: 23/10/2009), modificatoria del art. 2, R. (DPR) 380/1993

I.CT.36.ATP.5.q30

[30:] R. (DPR Neuquén) 268/2009 (BO: 23/10/2009), modificatoria del art. 5, R. (DPR) 490/1997 (BO: 26/9/1997)

I.CT.36.ATP.5.q31

[31:] Art. 9, inc. e), R. (DGR Río Negro) 104/2003 (BO: 1/1/2004)

I.CT.36.ATP.5.q32

[32:] Anexo VII, R. (DGR Río Negro) 104/2003 (BO: 1/1/2004), según texto de la R. (DGR Río Negro) 100/2004 (BO: 19/2/2004)

I.CT.36.ATP.5.q33

[33:] Art. 5, inc. a), RG (DGR Salta) 8/2003 (BO: 16/4/2003)

I.CT.36.ATP.5.q34

[34:] Art. 8, inc. c), RG (DGR Salta) 6/2005 (BO: 11/3/2005)

I.CT.36.ATP.5.q35

[35:] Art. 9, 2do. párr., R. (DGR San Juan) 1460/2002 (BO: 23/8/2002)

I.CT.36.ATP.5.q36

[36:] R. (DGR) 501 (BO: 21/4/1998)

I.CT.36.ATP.5.q37

[37:] Art. 8, 2do. párr., RG (DPIP San Luis) 15/2000 (BO: 25/10/2000)

I.CT.36.ATP.5.q38

[38:] Art. 6, inc. g), RG (DPIP San Luis) 16/2007 (BO: 23/7/2007)

I.CT.36.ATP.5.q39

[39:] Art. 2, inc. b), pto. 1, D. (SsRT) 38/1999 (BO: 23/3/1999) y art. 2, inc. b), pto. 1, R. (SsRT) 39/1999 (BO: 23/3/1999)

I.CT.36.ATP.5.q40

[40:] Art. 5, 1er. párr., RG (API Santa Fe) 15/1997 (BO: 27/11/1997), t.o. RG (API Santa Fe) 19/2002 (BO: 15/10/2002)

I.CT.36.ATP.5.q41

[41:] Art. 12, RG (API Santa Fe) 15/1997 (BO: 27/11/1997), t.o. RG (API Santa Fe) 19/2002 (BO: 15/10/2002)

I.CT.36.ATP.5.q42

[42:] RG (DGR Sgo. del Estero) 21/2007 (BO: 13/3/2007)

I.CT.36.ATP.5.q43

[43:] Art. 6, inc. 2), pto. b, RG (DGR Sgo. del Estero) 21/2007 (BO: 13/3/2007)

I.CT.36.ATP.5.q44

[44:] Art. 4, R. (DGR T. del Fuego) 83/1996 (BO: 7/8/1996)

I.CT.36.ATP.5.q45

[45:] Art. 5, R. (DGR T. del Fuego) 152/1998 (BO: 13/7/1998)

I.CT.36.ATP.5.q46

[46:] Art. 7, 2do. párr., RG (DGR Tucumán) 23/2002 (BO: 20/3/2002)

I.CT.36.ATP.5.q47

[47:] Art. 4, inc. b), RG 86/2000 (BO: 3/1/2001)

I.CT.36.ATP.5.q48

[48:] Disposición transitoria sexta de la Reforma Constitucional de 1994: "Un régimen de coparticipación conforme lo dispuesto en el inc. 2, del art. 75 y la reglamentación del organismo fiscal federal, serán establecidos antes de la finalización del año 1996..."

I.CT.36.ATP.5.q49

[49:] Ortega y Gasset, José: "España invertebrada" - 1ª ed. - Ed. Alianza - Madrid - 1981